Ordenan detención de carabinero acusado de lanzar lacrimógenas a adolescente en La Legua

La tarde del jueves 19 de enero de 2017, un joven de 16 años resultó con una fractura expuesta y otras lesiones de diversa consideración, incluyendo quemaduras, en dicha zona de San Joaquín

1523

El Décimo Segundo Juzgado de Garantía de Santiago ordenó la detención de un carabinero que no se presentó a una audiencia donde la Fiscalía lo iba a formalizar por presuntamente causarle lesiones graves a un adolescente, luego de dispararle bombas lacrimógenasdurante un procedimiento en la población La Legua.

La tarde del jueves 19 de enero de 2017, un joven de 16 años resultó con una fractura expuesta y otras lesiones de diversa consideración, incluyendo quemaduras, en dicha zona de San Joaquín. Ese mismo día, su familia denunció que todo se dio en medio de unprocedimiento policial encabezado por personal de Carabineros de la 50 Comisaría de dicha comuna.

Según ellos, el adolescente iba saliendo de su domicilio cuando uno de los uniformados lo apuntó con el arma que utilizan para lanzar bombas lacrimógenas y le disparó en varias ocasiones.

Dichas bombas impactaron en distintas zonas de su cuerpo, y una de ellas le provocó una fractura expuesta en su brazo izquierdo. Por ello, presentaron una querella a la que se sumó el Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Tras desarrollar una investigación desformalizada, la Fiscalía decidió imputar cargos a quien sería el autor del disparo, el sargento Jaime Valenzuela Baeza, por el delito de apremios ilegítimos. Para eso se fijó para este viernes una audiencia a la que el funcionario no se presentó.

El abogado particular Cristián Cruz, que representa a la familia del entonces adolescente, explicó que ante esto la magistrada Carolina Gajardo emitió una orden de detención.

El abogado del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Daniel Cárdenas, criticó la ausencia del uniformado.

El padre de la víctima, Fabián Rojas, calificó como “cobarde” la acción que terminó con su hijo con lesiones de carácter grave.

Una vez que se concrete la detención del carabinero, se fijará una audiencia donde se revisará la legalidad de la aprehensión y, tras ello, la Fiscalía podrá formalizarlo.