“No hay Dios”: concluye Stephen Hawking en su libro final

Ante la recurrente pregunta de “¿Cómo moldeamos el futuro?”, el físico da esperanza a sus lectores: “Recuerda mirar las estrellas y no a tus pies”.

1053

A siete meses de su muerte, se lanzó el libro póstumo de Stephen Hawking. Ahí, el célebre físico británico responde  las preguntas más recurrentes que se le hicieron en vida.

La conclusión más rotunda del físico en su obra titulada “Respuestas breves a las grandes preguntas”: “No hay dios. Nadie dirige el universo”. 

“Durante siglos se creía que las personas discapacitadas como yo vivían bajo una maldición que fue infligida por dios”, agrega. “Prefiero pensar que todo se puede explicar de otra manera, por las leyes de la naturaleza”, precisa.

Respecto a la existencia de otros seres en el universo, dice: “Hay formas de vida inteligente allá afuera. Necesitamos tener cuidado al responder hasta que nos hayamos desarrollado un poco más”.

Y deja abierta la posibilidad de otros fenómenos. “El viaje al pasado no se puede descartar de acuerdo con nuestro entendimiento actual”. También predice que “dentro de los próximos cien años podremos viajar a cualquier parte del Sistema Solar”.

En el libro, también hace referencia a situaciones del presente, tales como el Brexit y la presencia de Donald Trump en la política internacional. “Con el Brexit y Trump ahora ejerciendo nuevas fuerzas en relación con la inmigración y el desarrollo de la educación, estamos presenciando una revuelta mundial contra los expertos, y eso incluye a los científicos”, dijo.

Hawking falleció a los 76 años, mientras escribía el libro, por lo que fue terminado por su familia y colegas en base a archivos personales del físico.

Ante la recurrente pregunta de “¿Cómo moldeamos el futuro?”, el físico da esperanza a sus lectores: “Recuerda mirar las estrellas y no a tus pies”.

Con información de: El Dinamo